viernes, enero 05, 2007

Bustupid

Pulsa aquí para ver el texto en español Click here to see the post in English

Aunque parezca raro, hoy he hecho mi primer trayecto en autobús urbano en Reykjavík y me ha servido para constatar que el carácter de las personas no es un componente exclusivamente genético y no depende en gran parte del lugar donde vivas.

Me explico, los conductores de autobuses son apáticos y estúpidos en Reykjavík, Madrid o Londres (por supuesto es una generalización injusta). Por tanto debe ser un efecto secundario de su profesión.

Hay trabajos que por su monotonía tienden a crear estos personajes que me llevan a desear a las máquinas en su lugar. Por ejemplo en Madrid prefiero comprar los billetes del metro en las máquinas, me resulta menos violento y más efectivo que un apático y estúpido hombre-máquina.

A la gente le cuesta mucho ser personas y prefieren esconderse en la apatía que parece que cada día se extiende más, quizás sea el futuro de la humanidad. Todo nos encamina hacia una sociedad solitaria, apática... la sociedad del individuo, la sociedad global de la información y la multicomunicación pero que tiene unos individuos que prefieren no comunicarse entre sí.

Cada uno de nosotros puede cambiarlo.

4 comentarios:

víkingur dijo...

great message!!

Mariovsky dijo...

Takk fyrir.
Ég ætla að reyna að tjá mig meira.

;-)

Fanney Dóra dijo...

Ay, que pena! Muchas palabras que no entiende... imierda! :)

Saludos a Berglind :)

Mariovsky dijo...

Ya sabes... cuestión de práctica