viernes, abril 06, 2007

Lutherans = Católicos


Pulsa aquí para ver el texto en español Click here to see the post in English

Hace más o menos 500 años Lutero se separó de la Iglesia Católica entre otras cosas para refundar el espíritu cristiano ya que él veía muy alejada a la Iglesia del cristianismo real.

Hoy en día los niños católicos realizan su Primera Comunión entre los 8 y 10 años. Incluye un vestido/traje tradicional, zapatos, complementos, convite, reportaje en vídeo y/o foto y recuerdos. El gasto medio de una Primera Comunión en España es de 2500€ a lo que hay que sumarle todos los regalos o dinero que recibe por parte de los invitados, de media unos 30.

En Islandia, luteranos de por sí, no tienen Primera Comunión sino Confirmación que se desarrolla a los 14 años aproximadamente. Lejos de lo que pueda parecer el gasto es bastante parecido: traje, zapatos... El regalo estrella este año en Islandia ha sido la Playstation 3, un regalo muy cristiano.

En ambos casos cuando el cura les preguntó si se encomendaban a Jesucristo para que les guiara en sus vidas, asintieron y oraron juntos. La sociedad nos enseña a mentir desde el principio.

10 comentarios:

Toni dijo...

"La sociedad nos enseña a mentir desde el principio."

En realidad la mentira se construye,
la verdad se descubre.

Ben cordialment,
Toni

Mariovsky dijo...

Es muy triste tener que descubrir la verdad teniendo en cuenta que con esas edades tus padres son la verdad. Yo por lo menos no pienso colaborar en mantener la mentira prefiero predicar la verdad.

Juanan dijo...

Pues si, lo de los regalos es como un cebo para que los niños vayan con entusiasmo a la comunion, yo lo se xq me toco hace 12 años, pero tuve la suficiente personalidad como para resistirme y no dejarme influir al ver a todos mis amigos, q solo hablaban de los regalos q les hacian por la 1ª comunion.... es de pena q esto siga pasando.

Leonov dijo...

Hola a todos.

No se si he hecho ya esta pregunta. Creo que no.

Me da la impresión de que en España hay una clara crisis de identidad de la iglesia, no ya como dogma de fe sino como institución, con la gente joven. Aunque no dispongo de estadísticas en la mano en las que apoyarme, me arriesgaría a decir que aquí la gente joven no va a misa por regla general.

Eso es lo que está obligando a la Conferencia Episcopal a tomar posiciones estratégicas en determinados ámbitos públicos de cierta notoriedad (como es el caso de la cadena COPE).

Me gustaría saber si crees, Mario, que en Islandia ocurre lo mismo. O, por el contrario, ¿son muy "fanáticos" de la religión y la conciben como algo que forma parte de la integridad moral de cada uno?

Saludos...

Mariovsky dijo...

Hola Juanan, todavía recuerdo el berrinche que te cogiste... o por lo menos eso contaban tus padres. Y es que tú querías los regalos pero no hacer la comunión. Por lo que recuerdo mi hermana te dijo que si querías hacer la comunión entonces debería ser cristianamente, sin regalos, sin un traje de blibli€...

Todo un ejemplo.

Mariovsky dijo...

Buenas Leonov,

pues hombre creo que no hay muchas diferencias sociales con respecto a España. La gente en Islandia en su mayoría es luterana pero no practicante como ves como en España.
Según estimaciones oficiales sólo el 10% de la población va a misa regularmente y el 43% nunca lo hace.

De todas formas la sensación general es de menor religiosidad quizás porque como en todo los islandeses a diferencia de las culturas latinas tienden a un menor exhibicionismo.

Anónimo dijo...

Yo encuentro que el laicismo en España ya es brutalmente amplio, cada vez encuentro màs gente areligiosa o atea.

Mariovsky dijo...

Sí claro nafnlaus, los mismos que dicen ser ateos pero se casan por la Iglesia o los mismos que dicen ser católicos pero nunca van a misa.
Creo que nos falta un poco de dignidad y deberíamos ser mucho menos falsos.

Marta dijo...

Me ha encantado descubrir tu blog, Mario. A mi lo que me ha sorprendido del tema “Fermingar” en Islandia es la cantidad de publicidad dedicada a los regalos especialmente para la ocasión… no es de extrañar que los niños (bueno, mayorcitos ya en el caso de Islandia) quieran hacer la confirmación por lo que reciben. Uf, como manda el consumismo, eh? y como duele tener que reconocerlo.

Saludos de una menorquina afincada (y encantada de estarlo) en Reykjavík,

Marta.

Mariovsky dijo...

Bienvenida al Blog Marta.
Espero verte a menudo por aquí.